domingo, 11 de marzo de 2012

Orígenes Curiosos

Hola amig@s!!

Hoy os traigo una entrada de lo más curiosa, al menos para mi parecer…

Muchos nos hemos preguntado muchas veces de dónde vienen los “dichos populares” o “las coplillas de pueblo” no??

Bueno, pues de eso mismo os quiero hablar hoy. Hace unos días tuve una conversación con un amigo en la que “discutíamos” sobre el ORIGEN del termino “PONER LOS CUERNOS”, como en muchas ocasiones (y más en esto de las habladurías populares), hay varias versiones. No me quedé del todo satisfecha con la solución a nuestro problema, así que, cuando llegué a casa me puse a buscarlo y… ¡¡¡Encontré un montón de orígenes diferentes!!! 


Aquí os dejo las que más me han convencido. Son de diferentes países y culturas, para que haya variedad… Escoged la que mejor os parezca!! =) 

- Como sabréis en la edad media el señor feudal cuidaba de la salud física y del bienestar psíquico de sus siervos. En el momento de que uno de ellos quería contraer matrimonio, el señor feudal tenía la “obligación” de dar el visto bueno a la chica para evitar posibles crisis matrimoniales y que como consecuencia de ello, bajara el rendimiento de sus siervos. Así pues, si la muchacha estaba buena, el señor feudal pasaba la noche con ella, y si por el contrario era un poco “cayo”, con un simple vistazo le valía para decidir si la chica valía para ser esposa o no. Claro, que si era fea, el noble dejaba al libre arbitrio del siervo la consumación del matrimonio, advirtiéndole de los peligros que entrañaba matrimoniar con hembra no placentera. 
Mientras el señor “probaba” la calidad de la mujer, el marido podía cazar los ciervos que pudiera en el coto feudal, siempre que a la mañana siguiente trajera los cuernos a la puerta del señor, pudiéndose guardar la carne. Con ello, la nueva familia comía carne durante unos días y el señor feudal adquiría nuevos trofeos para su colección cinegética. Y de ahí la expresión “poner los cuernos”. 



- Otra versión del origen de esta frasecita seguramente esté en la interpretación burlesca de episodios mitológicos, unida a la idea cristiana de asociar el pecado a la imagen del demonio y representar a éste mediante figuras con cuernos.
 Sebastián de Covarrubias afirma que “Poner los cuernos” tomó su significado de lo que se cuenta del dios Mercurio, que en figura de cabrón tuvo ayuntamiento con Penélope, mujer de Ulises; del cual nació el dios Pan, con cuernos...
Otra versión mitológica, relaciona su origen con el hecho de que la esposa del rey Minos, Pasifae, tuviera relaciones sexuales con el hermoso Toro de Creta y engendrara al Minotauro. Esto habría dado origen a que la señal de los cuernos quedara como símbolo de traición matrimonial.


- La versión que fusiona los orígenes mitológicos y cristianos es que el dios Pan, caracterizado por su lujuria y representado con cuernos, fue asociado por el Cristianismo con el demonio.
En el Diccionario infernal, de Jacques Albin Simon Collin de Plancy, encontramos una explicación desde el punto de vista cristiano: “Preciso es que el adulterio sea un muy grave pecado para que la mujer que se halle en este caso haga llevar a su marido las armas de los demonios. Poner los cuernos viene de nuestra madre Eva, la cual habiendo obtenido de Satanás, el par de cuernos que llevaba en la cabeza, los regaló a su marido.” 


- Pero, muy probablemente, fueron los jefes vikingos quienes, en pleno medievo, dieron pie a la expresión ‘poner los cuernos’: Los más valientes navegantes de Escandinavia tenían derecho de pernada sobre las mujeres de su zona de influencia, estuviesen casadas o no. Y claro, cuando se encontraban en plena faena, avisaban de ello colgando sus característicos gorros de la puerta del hogar ocupado. 

- Otras versiones sitúan el origen de la expresión en España, en el siglo XVI. Comparar a alguien con un carnero era por aquellos entonces algo así como llamarle tonto, por lo que si a una persona le ponían los cuernos era sinónimo de que le estaban tomando el pelo. Peor aún, decir que alguien tenía cuernos era insinuar que estaba castrado, como los bueyes. 


- Pero la historia que más me impresionó por su originalidad fue esta: 

<< El Arcipreste de Hita, cuenta en su Libro del buen Amor, la historia del pintor Pitas Payas. Quién recién casado con su mujer, tuvo que partir a Flandes por cuestión de negocios, y, sabedor de la belleza de su mujer, decidió pintarle un cordero en el bajo vientre, como símbolo de fidelidad de ella hacia él. El pintor se fue diciéndole "para que ella os impida hacer cualquier locura". El pintor se fue a Flandes y allí pasó 2 años largos. En este tiempo, su mujer empezó a verse con un amigo y sucedió lo que tenía que suceder: que el cordero bajo el ombligo, con tanto trajín y tanta alcoba se le desdibujó a la esposa y de él no quedó nada de lo que en un principio había dibujado Pitas Payas. Se acercaba el día en que su marido volvía al pueblo, y muy apurada, le pidió a su amante que le dibujara en el mismo sitio y como mejor pudiera, un nuevo cordero. El amante dibujó allí un lustroso carnero, con sus cuernos y todo. Llegó el marido al lado de su esposa y le pidió que le enseñara su dibujo, como signo de fidelidad. La mujer se lo enseñó y Pitas Payas le dijo: “¿Cómo, madona, es esto? ¿Cómo puede pasar que yo pinté cordero y encuentro este manjar?” Y así fue como el fiel marido descubrío la infidelidad de su mujer y surgió la expresión “poner los cuernos”.>>


Qué os han parecido estas historias?? Con cual os quedáis?? Espero vuestros comentarios!!

Besos a todos y feliz Domingo!! =)

9 comentarios:

  1. jajajajajajajajaja buenisimos todos!!!! pero oye!! en todas las historia se culpa a la mujer de infiel!!! muy mal!!!

    ResponderEliminar
  2. Que entrada más buena, me encanta y es verdad que en todas las historias se culpa a la mujer, muchas gracias

    paulacoru.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Xiito y Paula, tenéis razón, siempre se pone a la mujer como la "infiel", pero bueno... sería porque podrían!! jejeje
    Un besito guapas y gracias por vuestros comentarios!! =)

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaj, qué graciosas... y la de los vikingos... con los cuernos colgados en la puerta, es graciosísima...
    De todas maneras, coincido con voostras, la infiel siempre es lamujer, es la lastra que arrastramos desde hace muchos años... siempre somos el origen de los males de la humanidad.... anda que no nos queda por luchar...
    bss

    ResponderEliminar
  5. Carolina, desde tiempos remotos siempre se nos ha tenido como "lo malo" y "lo injurioso", tienes toda la razón, pero bueno, yo prefiero quedarme con esa frase que también se dice mucho: "Detrás de todo hombre, hay una gran mujer", ya que, aunque les cueste reconocerlo a muchos... Nos deben la vida!! Jeje
    gracias por tu comentario!! =)

    ResponderEliminar
  6. Guapi que acabo de descubrir tu blog pero no me sale lo de seguir para seguirte no se que pasa pasate por mi blog y si te gusta me sigues un saludo

    ResponderEliminar
  7. Fanny, normalmente sale lo de seguir arriba del todo, a la izquierda, si no te sale, dale a f5 y pruebas otra vez. ahora me paso por tu blog! bxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esta chido tu blog pero porque siempre son las mujeres las infieles

      Eliminar
    2. es la tradición que nos ha quedado! jeje! =)
      eres del otro lado del charco quizá? yujuuuu
      besitos

      Eliminar

Gracias por vuestros comentarios y por ayudarme a mejorar cada día!!
En cuanto lo revise, lo verás en el blog.
=D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...