lunes, 17 de noviembre de 2014

Siren Ring... ¿Necesario?


Hola chic@s!!

Lo que hoy os traigo es una noticia de El País que leí el otro día y me llamó mucho la atención. Os la voy a copiar tal cual para que la leáis:

Una noche, cuando Kat Alexander transitaba por una calle solitaria camino de su residencia universitaria, un hombre se le acercó y comenzó a desnudarse delante de ella bloqueándole el paso. Este incidente, que afortunadamente quedó solo en eso, sirvió a la joven para plantearse que necesitaba una forma de autoprotegerse, algún mecanismo que la ayudara a no volver a sentirse tan impotente y asustada ante una situación de acoso como la que había vivido. De ese episodio, nació su idea. 


¿Qué tal si creaba una alarma discreta y fácil de activar que pudiese disuadir a un posible atacante? Dicho y hecho. Alexander se puso manos a la obra realizando un estudio de mercado, desarrollando un plan de negocio y logrando que un grupo de inversores pusiesen encima de la mesa un millón de dólares para llevarlo a cabo. Solo quedaba materializar su proyecto. Trabajó mano a mano con su padre, un ingeniero eléctrico con 50 años de experiencia en el sector de la tecnología auditiva y la seguridad, y con un grupo de ingenieros. Tras un arduo proceso el invento está listo: SIREN RING, un anillo que a pesar de su sencillo aspecto y su peso de 34 gramos (combina una base de metal con un gran piedra disponible en distintos colores) esconde en su interior una poderosa alarma anti agresores.


El funcionamiento de Siren Ring es sencillo: basta con llevar el anillo puesto (a simple vista no hay nada que lo diferencie de una joya cualquiera) y girar su parte superior en el sentido contrario a las agujas del reloj en caso de estar en peligro. En ese momento, el anillo tardará solo dos segundos en emitir un sonido tan penetrante e insoportable – superior a 110 decibelios– que servirá para disuadir al agresor en los primeros segundos del ataque, distraerle o llamar la atención de otros transeúntes (se puede escuchar desde más de 100 metros de distancia). "Si el atacante está tan cerca como para colocar el anillo próximo a su oído puede provocarle incluso dolor. Respecto a la duración de la alarma, solamente es revelada a cada usuaria cuando lo adquiere. De este modo intentamos aumentar la seguridad", explica a S Moda su creadora.

Llegados a este punto nos asaltan dos preguntas: ¿qué pasa si se activa por error?, y lo que es más importante, ¿no es peligroso este estridente sonido también para la víctima? Alexander ha pensado en todo: Si giramos por error la esfera del anillo, disponemos de 1,5 segundos (eso sí, más vale que seamos rápidos) para devolverla a su posición original (off). Respecto a la segunda cuestión, la joya está diseñada para que el sonido se proyecte en dirección contraria a la persona que lo lleva. De esta forma, la víctima queda a salvo del atronador estruendo y será quien se sitúe frente al anillo quien sufra el impacto acústico.

Por lo demás, funciona como un móvil: contiene una batería que lo carga al conectarlo a un puerto USB y, aunque está diseñado para llevarlo puesto a diario, es recomendable protegerlo de la humedad y las altas temperaturas. El precio también se asemeja al de cualquier dispositivo tecnológico aunque no alcanza las elevadas cifras de los smartphones de última generación. Por 245 dólares (algo menos de 200 euros) todo aquel que lo desee (se hacen envíos internacionales) puede adquirir su combinación preferida en la web (lo primero es elegir entre acabado en plata o baño de oro y después decidir si eres más de verde esmeralda, de rojo anaranjado o de gris violáceo). “Queremos encontrar la manera de que sea asequible para mujeres de cualquier clase social. No es nuestra intención convertirlo en un producto de gama alta, pero el elevado coste de producción –fabricamos en Estados Unidos y utilizamos piedras naturales– hace que sea difícil hacerlo más barato. Trabajaremos para reducir el coste en el futuro. Del mismo modo, nos gustaría incluir otras prestaciones adicionales como el envío de una alerta a los familiares de la víctima o a la policía”, declara Alexander.

Su impulsora considera que es fundamental llevar encima algún dispositivo que pueda activarse de forma fácil y discreta en caso de sentirse amenazada. "He crecido en Nueva York y ha habido muchos casos en los que he temido por mi seguridad personal o por la de mis seres queridos. Dada la inmediatez y lo inespero de los ataques, las mujeres rara vez tenemos la oportunidad de pedir ayuda o de defendernos. Cuando aquel hombre se desnudaba frente a mí, apreté un anillo de mi abuela que llevaba puesto deseando que eso le alejara. De ahí surgió mi idea", explica.

No es ella la única que piensa así ni es la primera vez que tecnología y moda van de la mano para velar por la seguridad de las mujeres. El sujetador SHE (capaz de dar descargas eléctricas de 3.800 kilovoltios y enviar un sms con la localización de la víctima), la chaqueta paralizadora (una cazadora vaquera que emite descargas eléctricas al asaltante a través de unos remaches metálicos que se activadan mediante un botón escondido en uno de los bolsillos) o el 'camuflaje urbano' de la diseñadora Aya Tsukioka (una falda capaz de convertir a su portadora en máquina de refrescos), son solo algunos ejemplos de cómo la evolución de la moda añade al armario de las mujeres prendas pensadas para protegerlas.

Además de la industria de la moda, también la de la belleza da sus primeros coletazos en lo que a seguridad femenina se refiere. Hace un par de meses, cuatro estudiantes de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos) daban a conocer su proyecto: el desarrollo de Undercover Colors, un esmalte de uñas capaz de cambiar de color cuando detecta la presencia de drogas como Rohypol y GHB (usadas con frecuencia para adormecer a las mujeres antes de agredirlas sexualmente). Basta con revolver la bebida con el dedo para saber si es o no seguro beber.

Tras los elogios iniciales, esta laca de uñas, que aún está en fase de desarrollo, ha sufrido las mismas críticas por las que han pasado cualquiera de las citadas prendas antiviolación. Sus detractores afirman que este tipo de inventos hacen recaer en las mujeres la responsabilidad de no ser violadas o atacadas. Jessica Valenti, se preguntaba recientemente en The Guardian “por qué es más fácil inventar un esmalte anti violación que encontrar la forma de detener a los violadores”.

La creadora de Siren Ring opina al respecto que: "La violencia sexual y física contra las mujeres es un problema mundial. Vivimos en una sociedad peligrosa e imperfecta en la que los cambios culturales no ocurren de la noche a la mañana. Se deben fomentar las iniciativas centradas en la educación de los hombres y aumentar la responsabilidad masculina. Se debe abordar el sexismo y el acoso. Pero mientras todo eso ocurre, hay que ofrecer a las mujeres soluciones seguras y fácilmente implementables. Siren Ring es solo una forma más de combatir el problema pero sabemos que no es tan fácil como esta solución y que es necesario un esfuerzo colectivo".

oooOOOooo

Qué os parece? Hace tiempo os hable del Rape-Axe como herramienta antiviolación (Podéis leerlo Aquí). 
Sinceramente, creo que este tipo de cosas no deberían existir, ya que todo empieza por la reeducación de la sociedad, pero bueno, quizá retractandome en lo que dije en su día, este tipo de "armas", al igual que el archiconocido spray de pimienta, no nos vienen mal, pero si que es cierto, que hay hombres que también son violados y para ellos no existe nada parecido a un anillo o un esmalte. 
Lo que quiero decir con esto es que, si vamos a inventar este tipo de cosas, hagámoslo para ambos sexos, y sobre todo, no dejemos de lado el tema de la reeducación, ya que si la sociedad estuviera realmente bien educada, estas nuevas "armas de defensa" no serían necesarias, ni siquiera pensarlas.

Qué opináis?? Espero vuestros comentarios.

BesitosssssS!!

2 comentarios:

  1. Termina siendo más fácil construir e idear armas de autodefensa, impartir todo tipo de técnicas de defensa personal a mujeres o "educar" a las niñas conforme una manera de vestir o de actuar respetable. En lugar, como debería ser, de educar a los hombres y a las mujeres conjuntamente en el respeto, enseñando que un 'no' es un no, que llevar minifalda no es una provocación y que ceder por ejemplo, a hacer cualquier tipo de favor sexual por dinero o consumiciones o lo que sea es denigrante, y que eso no es ser mejor, ni más mujer, sino más bien al contrario.
    No estoy de acuerdo con este tipo de armas, ni con muchas otras, pero claro... llega un punto en que terminan siendo eficaces. Es una pena, porque eso se podría evitar sencillamente con una educación desde pequeños para que la mujer dejara de ser un objeto sexual, el hombre dejara de ser un ser dominante e irrespetuoso, y otras muchas cosas. Pero qué te vas a esperar, se han puesto de moda las novelas de BDSM con todo tipo de tratos misógenos, violentos y recriminables y A LAS PROPIAS mujeres les gusta... y te dicen que no está mal, que total: es consentido. PUES MUY BIEN.
    Si es que... de dónde no hay no se puede sacar.
    Un besito corazón! Perdona que me ponga así.. estos temas me sulfuran x)

    ResponderEliminar
  2. pues esta genial y no lo sabia! besitos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y por ayudarme a mejorar cada día!!
En cuanto lo revise, lo verás en el blog.
=D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...