lunes, 7 de julio de 2014

Mi primer acercamiento a la gastronomía india! =)

Hola chic@s!!

Hoy os traigo una RECETA que es súper fácil (para hacerla yo bien... jajaja). 
Esta semana pasada me lié la manta a la cabeza en el súper y compré un montón de garbanzos crudos... Al principio muy bien porque les haces en un guiso, rehogados, en ensalada, pero... ¿qué más se puede hacer con garbanzos?

Pues eso me preguntaba yo, y me puse a buscar recetas con que gastar mis garbanzos y encontré dos que me llamaron bastante la atención: el humus y el faláfel y dije: "¿Por qué no?"

La receta que os traigo hoy, es precisamente esta segunta: FALÁFEL A MI MANERA. Porque, como no, cogí la receta y manteniendo los ingredientes "indispensables" la maqueé y la hice un poco a mi gusto... :)

Primero, para l@s que no sepáis muy bién qué es o de dónde viene esto del faláfel, os explico un poquito: 

El faláfel o falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos cuyo origen se remonta a los tiempos del Corán y se originó en algún lugar del subcontinente indio. 
Actualmente, este plato se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrada. 
En los últimos años se ha dado a conocer en occidente gracias a los restaurantes especializados en comida oriental.

Ahora os voy a contar qué INGREDIENTES le he puesto yo a los míos: 

(salen unas 60 bolitas pequeñas-medianas)

- 450grms de garbanzos (previamente cocidos, escurridos y triturados)
- 1 cebolla mediana (muy muy picada)
- 1 diente de ajo pequeño.
- 1 cucharadita de perejil picado.
- 1 cucharadita de comino molido.
- 1/2 cucharadita de cilantro picado.
- zumo de 1 limón.
- 1 huevo.
- Pan rallado "a ojo" (hasta que podamos manipular la pasta sin que se nos pegue a los dedos).
- Sal.
- 2 huevos y pan rallado para rebozar (yo le añadí un poquito de perejil y ajo en polvo al pan rallado para darle sabor).


Y vamos ahora con la PREPARACIÓN, que como veréis es súper simple:

1. Cocemos, escurrimos y trituramos los garbanzos y reservamos. También podéis saltaros el paso de la cocción comprándoles ya cocidos.

2. Pelamos y picamos la cebolla  junto con el ajo muy muy muy finos.

3. Añadimos los garbanzos y el resto de los ingredientes y trituramos todo junto durante un par de minutos. Recomendación personal: yo lo he ido mezclando con las manos (bien limpias, por supuesto) y así he ido añadiendo el pan rallado hasta que por fin no se me pegaba a la mano.

4. Rectificamos de sal y formamos las bolitas ayudándonos de una cuchara y las manos.

5. Rebozamos las bolitas en huevo y pan rallado y a la sartén con aceite abundante y bien caliente.

6. Dejamos que suelte el exceso de aceite en un papel absorbente, emplatamos con un poquito de salsa de yogur o tahína y.... LISTO!!!

Fácil verdad??

Os voy a enseñar, por último, cómo me quedaron a mi:


Deciros que en casa han gustado al 50% de la familia. A mi personalmente sí que me han gustado y repetiré seguro. =)

Espero que os animéis a hacer esta receta, porque es muy sencilla y... Así conocéis nuevos sabores de otras culturas. 

Un besote, ya me contaréis qué tal y si os ha gustado!!!

Muakkk!

4 comentarios:

  1. Yo no soy mucho de garbanzos, así que en mi casa suele ser un alimento que no se queda, pero sí te ha gustado a ti que es quien cocina mejor que mejor.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. pues tiene muy buena pinta, yo los he comido en un restaurante y me gustaron y el humus me encanta.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Oye pues tiene muy buena pinta... El hummus estáaa tan rico, yo en casa ya he hecho algunas cosas indias.
    Igualmente me lo apunto todo.
    Un besaaazo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y por ayudarme a mejorar cada día!!
En cuanto lo revise, lo verás en el blog.
=D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...